¡Salta!

¡Salta!

Cierro los ojos y veo una tele en gris lluvia.
Se me conectan las 6 puntas de la estrella imaginaria.
Me late la taberna.
Un chico muy guapo me mira desde un cartel publicitario y yo me muero de sueño.
En el sueño me olvido de mi y de ti.
En el sueño agarro con fuerza todos los objetos que aún no han inventado.
Confundo el escenario de mi niñez.
La casa de los besos.
El chico guapo de antes me mira desde una boardilla llena de libros que parece no haber leído nunca.
El claxon asusta. El aire de esta noche puede salvarme la vida, pero cojo el autobús.
Me duermo por las esquinas de mi memoria.
Volver a casa podría salvarme pero no tengo casa o he olvidado dónde está o que una vez la tuve.
Hay asientos vacíos para todos mis visitantes.
Puedo fingir tanto, que cuando me mires pensarás que natural.
Allá van los párpados lanzándose al vacío.

¡Salta!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s