Miles de luces.

Hay miles de luces enjauladas
cagándome tras los barrotes.
Y no me encuentro.

Arrójate al vacío por mí,
eso será amor,
decías.

Yo era la lúcida entre tantas celdas,
yo la valiente del abismo,
la inútil del papel.

Se abrió una rosa roja
en el jardín de tus ojos
y pulverizada caí.

Se abrieron entonces
las jaulas de las luces.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s