La enseñanza

A Luisa.

Como un camaleón
cambiando el ambiente
en el que sobrevive
así un maestro repartiendo
disparos de conocimiento codificado
para el ajuste
en papeles burocráticos.

Así apuntaron hacia mí
mis mentores
y salieron brotes
estatuas
y poemas.

Como les dijeron
que mejor sería hacerlo
lo hicieron
y hubieron derrotas,
pero menos mal
que jamás la fe
ciega
de los preceptos
porque el tiempo
hizo de un libro sensato
surrealismo
y nos abrió la puerta
del intelecto
como para castigar ahora
las miradas soñadoras
que salen por las ventanas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s