Caen las palabras

caen las palabras en lugares vacíos
esperando a ser recogidas
por un tímpano misericordioso
que no deje llenar el vacío de más vacío

mientras tanto tú
has deshecho tu propio vacío hablando
has nombrado la conexión
dándole el final de la forma

nada será hasta que no sea nombrado
y si ocurre y el nombre se desboca
como un caballo blanco indomable,
como espíritu de indios
habrá un espacio entornado
entre el vacío de lo dicho
y el de lo quizás escuchado

una grieta de significado
en la que se descubran los ojos
de las piedras
en la que quizás se encuentre un búnker
donde refugiarse del fuego
donde esconderse de la noche
y los entresijos que te hacen
consciente de la existencia

mirar por el búnker de la guerra
y verse lúcida entre tanta celda
valiente del abismo
inútil del papel,
no quedó más remedio
que inventar el espacio
con nuestras cabezas,
no tenemos tiempo
entre pensamiento y pensamiento
para alcanzar lo que está más arriba.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s